Caballo Camargués

Un caballo de gran antigüedad, el origen del Camargués va más allá de su estancia en Francia. Sin embargo, gran parte de su vida, su hábitat ha sido asociado con el río Ródano. De tamaño pequeño, pero de gran resistencia, lo han hecho un ejemplar digno de jinetes.

Origen del Caballo Camargués

El caballo de la Camarga, región del sur de Francia, no tiene un origen conocido, en razón de ello algunos estudiosos plantean la hipótesis de su antigüedad. En épocas de los fenicios y luego los romanos se utilizaron como parte de sus ejércitos. Para el pueblo camargués, el color blanco del pelaje del caballo es relacionado con la libertad. Este animal recorre las marismas del delta del río Ródano, en ese ambiente el caballo desarrolló gran fortaleza y resistencia a las enfermedades.

Caballo Camargués

Sin embargo, la historia nos va aclarando sobre el origen de los caballos de la Camarga. Entre los datos existentes, se dice que los sarracenos pudieron invadir las regiones de Languedoc y Provenza entre los siglos VIII y IX, y que por más de 40 años se convirtieron en los dueños de la Narbona y  de los territorios vecinos. Aunque guerreros no obviaron la tarea civilizadora. Las costumbres que traían fueron asimiladas por los pueblos vencidos.

Estos pueblos conquistadores fueron dejando libres a innumerables caballos y estos fueron a refugiarse en las marismas y en otros lugares próximos a la desembocadura del Ródano. En estos ambientes se fueron multiplicando y a la vez se fueron familiarizando con las comunidades camarguesas que existían próximas a las zonas habitadas por los equinos.

La desembocadura del Ródano ofrece el entorno natural apropiado para la vida salvaje del caballo blanco. Esto ha permitido en paralelo la existencia de jinetes cuya maestría resulta incomparable y tiene que ser así porque domar a los caballos camargués es toda una proeza. Los caballos coexisten al lado de los flamencos y los toros.

Caballo Camargués

Estos caballos tienen una alzada que va de los 135 a los 150 centímetros. Esto los hace caballos pequeños con un peso máximo conocido de 400 kilos. Se caracterizan por su capacidad de giro de hasta 360° en breve tiempo. Aunque popularmente se habla del color blanco del caballo de Camarga, realmente es grisáceo claro.

Críanza

Los caballos Camargués o también llamados caballos blancos del mar son fuertes. Su dieta incluye pasto áspero y agua salada, esto les crea gran vitalidad, resistencia y rudeza. No obstante, a pesar de su tamaño pequeño, los caballos tienen fuerza para soportar sobre su lomo jinetes adultos. La dieta es a base de pastos duro y agua del mar. Una vez atrapados y adiestrados, son excelentes como caballos de silla. Son fuertes y viven muchos años.

Sin embargo, algunos estudiosos del caballo camargués opinan que extraer al animal de su ambiente natural y reorientar su acción hacia actividades netamente agrícolas debilitará al animal y lo pondrá camino a su extinción. Tales perspectivas pudieran hacerse realidad ya que la región de la Camarga está sufriendo acentuada transformación, lo que tendrá un impacto ambiental que pondría en riesgo la supervivencia de los equinos. El futuro de los caballos camargueses dependerá de cuan reflexivo sean los planes económicos pensados para la región de modo que no afecte la vida natural de los caballos.

Comportamiento del Caballo Camargués

Los caballos Camargués gozan de fama por su robustez, inteligencia, no obstante su origen salvaje, ya domesticado se muestra tranquilo, enérgico y valeroso. El vigor del caballo camargués mostrado en las corridas de toros está fuera de lo ordinario. Se les emplea para empujar las manadas de toros salvajes hacia las ciudades donde se realizará algún festival, pero también se les insta a perseguir a los toros en la arena del circo hasta agotarlo y verlo caer.

Utilidad

Los caballos camargués forman parte de las cuadrillas que controlan a los rebaños de toros salvajes de la región. Pero también se les utiliza para que los turistas recorran el delta del Ródano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *