Caballo Chileno

El caballo chileno es un ejemplar descendiente de los caballos españoles. Ha sido elegido para su cría gracias a que se considera inteligente y dócil, además de tener una personalidad explosiva. En Chile, es considerado como la mejor raza para realizar actividades del campo, así como para participar en el rodeo.

Origen del Caballo Chileno

En 1540, Pedro de Valdivia introduce al territorio caballos provenientes del Virreinato de Perú, los cuales habían llegado al nuevo mundo desde España en el proceso de colonización. Posteriormente, Alonso de Monroy llevó 70 caballos, con lo que se pudo reproducir, y aumentar el número de ejemplares. Pero en el año 1544, se establece el primer criadero de caballos, que está bajo el mando del sacerdote González Marmolejo.

Caballo Chileno

Hacia 1550 los mapuches adoptan los equinos y con destreza logran aprender el arte de la doma, con lo cual lograron vencer a los invasores españoles. Con el correr de los años y en plena colonia, los caballos se distribuyen en tres zonas, siendo entre los ríos Copiacó y Biobío el lugar donde se dio inicio a la raza, siendo un cruce entre caballos españoles con razas de mayor alzada.

Fue en 1820 donde mayor reconocimiento se le dio al caballo chileno, en atención al uso al que se destinaba. Se reconocieron tres ejemplares diferentes: un caballo corpulento, que fue destinado de paseo o de lujo, los de pecho angosto y andadores, conocidos como viajeros, y el de marcha o trote, que formaba parte de la caballería del ejército, o para cumplir labores agrícolas.

Con esos antecedentes fue surgiendo el caballo chileno o corralero, característico de las zonas agrícolas y ejercicios ecuestres. Bajo el primer gobierno de Sebastián Piñera se declaró al caballo chileno como monumento natural de Chile.

Crianza

El caballo chileno es producto de los criaderos. Actualmente los criaderos de caballos chilenos cuentan con reproductores y en algunos casos con bancos de esperma. Aquí la producción de crías es numerosa. Se privilegia el caballo para competencias ecuestres, rodeos y trabajos agrícolas. A los efectos del rodeo existe la Federación Nacional de Rodeo Chileno.

En cuanto a aspectos específicos de la crianza del caballo chileno, resulta estratégico para su óptimo desarrollo, que le sea suministrada una alimentación de acuerdo a la edad, estado de salud y labores que realice el animal. Hay que darles atención médica especializada para prevenir enfermedades, malestares y lesiones o en los casos que presenten alguna dolencia suministrarle el tratamiento adecuado que permita su pronta recuperación.

Caballo chileno

Además, los equinos deberán contar con lugares propicios con infraestructura funcional a los fines del mantenimiento, descanso y ejercitación. Deben estar alejados de lugares con intenso ruido, ya que esto les genera estrés y miedo, lo cual puede incidir negativamente sobre la salud animal.

A los efectos de crear condiciones idóneas para los caballos chilenos, existen actualmente dos criaderos de fama internacional por la calidad de caballos allí producidos, estos son el de Santa Elba y el de Santa Isabel. La nueva producción de caballos nace adaptada a las regiones montañosas de la cordillera de Los Andes, son animales que se caracterizan por poseer cascos fuertes y una doble capa de pelo, la cual crece en abundancia en la época de invierno y surge corta para el verano.

Comportamiento del Caballo Chileno

El caballo chileno goza de fama por poseer un carácter dócil, tranquilo, amigable y manso. Destacan igualmente por su inteligencia y valentía. Son fáciles de domar hasta por jinetes inexpertos, sin embargo pueden portarse tercamente, lo que hace que agarren malos hábitos con facilidad y difíciles de modificar.

Utilidad

El caballo chileno es utilizado en el campo, especialmente en las zonas ganaderas con el fin de arrear el ganado. Pero no solamente está destinado para esa labor, sino que cobra gran importancia en las ferias nacionales donde se llegan a celebrar los tradicionales rodeos.

Es en este medio donde se destaca el caballo chileno por las cualidades que posee en cuanto al buen desplazamiento, adecuada velocidad, grácil movilidad y buen carácter y es que después del fútbol el rodeo es el deporte más popular de los chilenos. Por otro lado, este animal resulta muy útil en el trabajo con niños, sobre todo en el aspecto de la equinoterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *