Caballo Don

El Caballo Don, es una raza originaria de Rusia, que debe su nombre a que solía criarse a las orillas del río Don. Su robustez le otorga fuerza, pero lo hace un poco más lento, perdiendo su elegancia al andar. A pesar de ser dócil, y fiel, conserva una actitud independiente, que se debe a su vida salvaje.

Origen del Caballo Don

El caballo Don, conocido también como Donskaya, creció y evolucionó en las planicies del río Don. Tiene por tanto un origen estepario, posiblemente traído por mongoles, no obstante su alejamiento, pudo cruzarse con caballos de ascendencia árabe y Karabaj. La primera mención oficialmente registrada del caballo Don data del año 1549 y desde entonces la existencia del animal, en medio de las necesidades propias de la sociedad rusa, fue dando un caballo de gran fortaleza. Los caballos Don y sus jinetes cosacos, hicieron frente a los ejércitos de Napoleón Bonaparte entre 1812 y 1814.

Caballo Don

Los caballos Don destacan porque son animales resistentes ante el mal tiempo. Son poseedores de versatilidad, mucha energía, fortaleza y excepcional habilidad en la ejecución de diversas tareas asignadas. En general causan buena impresión a simple vista: las patas son largas y resistentes. Su zona posterior es poderosa. Tienen el cuello largo y recto con una cabeza de perfil recto y orejas medianas. La altura de cruz de este caballo alcanza los 160 centímetros. Los tonos de su pelaje son dorados pero se pueden hallar color alazán, bayo y tordo.

Crianza

La primera yeguada que se consolidó en las vecindades del río Don data del año 1770. Allí se inició la cría a partir de los caballos salvajes Tarpán. Esto dio como resultado un caballo pequeño, pero pesado. Para 1830 se inicia un programa de cría con el propósito de mejorar la raza y ponerla a los servicios del ejército imperial. Esto dio como resultado un caballo de gran fortaleza, con la particularidad que requería de escasos cuidados y poca alimentación. A pesar de esas condiciones de crianza surgió un equino de gran robustez. Sobre esa base se continuó con los cruces para perfilar una mejor raza de caballo. Actualmente el Don es un caballo muy extendido en Rusia.

Caballo Don

La fertilidad es alta, siendo su tasa de parto hasta del 87% y la tasa de supervivencia del potrillo alcanza al 80% en el primer año. La cría ahora es semi extensiva, los caballos están al aire libre con un pastor durante el día, antes de regresar a los establos por la noche.

No fue sino hasta la segunda mitad del siglo XIX, cuando los caballos Don obtuvieron gran demanda por parte del ejército imperial ruso. Entonces los criadores comenzaron a producir ejemplares como si de industrias de montaje se tratara. De esa experiencia se obtuvieron animales de buena altura y poseedores de un intenso color castaño y un brillo dorado. La fama fue tal que llegaron a ser producto de exportación, sobre todo hacia Hungría.

Comportamiento del Caballo Don

El caballo del Don es un caballo contextura robusta, lo que añade peso a su andar, y lo hace lento en comparación con otras razas. Su personalidad presenta bastante energía, y no pareciera sentir miedo ante ninguna situación. En su condición de animal domesticado aún conserva un aire de independencia. De temperamento valiente sus movimientos son rápidos. Llega a ser un equino tranquilo y confiable. Su resistencia es excepcional y en presencia del jinete resulta juguetón. Para los observadores el porte pesado del animal los hace ver como un caballo sin elegancia.

Utilidad

En sus inicios hubo interés por lograr un caballo sobrio, resistente al clima frío. Pero que a través de la doma se lograra habilidades para los saltos en competiciones. De allí su fama como caballo deportivo. En las carreras largas obtiene buena figuración. También son valorados como caballos de paseo. Son poseedores de leyendas como la que señala que en 1950 unos caballos Don hicieron un recorrido de más de 300 kilómetros.

Su fama de animales de excepcional resistencia logra superar a las razas europeas. Durante la Segunda Guerra Mundial los cuerpos de caballería de la URSS montaban en caballos Don lo que permitió a ese ejército cubrir extensas distancias en condiciones donde el clima resultaba desfavorable.

Actualmente también viven incorporados al transporte de cosechas en los campos de la Federación de Rusia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *