Caballo Oldenburgues

El caballo Oldenburgues es una raza antigua que se originó en Alemania como un caballo de batalla. Estos equinos son conocidos por su versatilidad, fuerza y tamaño, siendo una opción popular para la equitación moderna, espectáculos de caballos, competiciones, entre otras disciplinas. Son especialmente adecuados para doma y el salto, ya que sus rasgos corresponden bien con los requisitos previos para la actualidad del tipo de caballo deportivo que se requiere.

El Oldenburgues moderno es un caballo administrado por la asociación de criadores del caballo Oldenburgues, que promulga una estricta selección de ganado para asegurar que cada generación sea mejor que la anterior. Esta raza de equinos se caracteriza por requisitos de pedigríes muy liberales y el uso exclusivo de sementales de propiedad privada en lugar de la restricción a una ganadería estatal.

Acompáñanos a conocer estas grandes razas y todo lo que tienen para nosotros. Si quieres saber más, ¡definitivamente no te puedes perder el siguiente artículo!

Historia del caballo Oldenburgues

El caballo Oldenburgues se desarrolló hace unos 300 años en las provincias alemanas de Frisa Oriental y Oldenburg, que es de donde recibe su nombre. Comenzó como un arnés de caballo, o caballo de entrenamiento para carruajes, a fines del siglo XVI. Fue el conde Johann XVO de Oldenburg quien utilizó los caballos locales de pequeño tamaño en la región para cruzar con el caballo danés, turco y los fuertes napolitanos y andaluces, que se había comprado para organizar un programa de cría selectiva. La nueva raza se desarrolló y sirvió como stock base de los grandes Oldenburgues modernos.

Impresionado con su desempeño, Anton Gunter, el entonces conde de Oldenburg, comenzó a importar razas españolas y napolitanas para mejorar sus líneas de sangre, consiguiendo un resultado exitoso. A lo largo de los años, el caballo demostró adaptarse mejor para el propósito, aun conservando su gran tamaño y resistencia.

En los últimos años, comenzando desde fines del siglo XVIII hasta finales del siglo XIX, la sangre de diferentes líneas ha contribuido a su fuerza y rendimiento. Como resultado, el caballo Oldenburgues se adaptó aún mejor bajo la silla y también para el trabajo agrícola.

Características del caballo Oldenburgues

Caballo oldengurguesEl Oldenburgues es un caballo que se puede identificar mejor por la “O” y la marca de la corona en la cadera izquierda. Los caballos del programa internacional, tienen una marca similar, con una “S” dentro de una “O” coronada e incompleta. Debajo de la marca están los últimos números de vida del caballo. La marca oficial solo se puede colocar en caballos oldenburg antes de los 2 años de edad.

La apariencia de un caballo Oldenburgues puede variar, y generalmente es mejor describir cualquier sangre caliente por su parentesco real. Posee gran estatura, con aspecto impresionante, hombros fuertes, melena gruesa y completa hasta el fondo, espalda larga, cuello musculoso y cabeza bien ajustada con excelente proporción al resto del cuerpo. Por otra parte, cofre es ancho, mientras que las piernas son gruesas y robustas, con cuartos traeros potentes.

El color que puede presentar un caballo Oldenburgues incluye bahía, negro, gris, castaño y marrón. Aunque, no se asombre de verlo en otros colores diferentes. Mide alrededor de 17.2 manos cuando es un adulto, alcanzando un peso promedio de 1.700 libras.

Temperamento del caballo Oldenburgues

Este tipo de caballo destaca por su naturaleza noble, siempre será fiel a sus jinetes sin importar el reto. Pero también es curioso, le encanta vagar un poco cuando se le deja libre, siempre vivo a lo que sucede alrededor. Si está preocupado por enseñarle trucos difíciles al caballo Oldenburgues, no se preocupe, es un animal dispuesto.

Salud y Vida

Es una raza a la que no se le conoce enfermedades graves o específicas, peros siempre hay que tener un control veterinario para descartar posibles síntomas de afecciones. Pueden vivir unos grandiosos 30 años si se cuida correctamente.

Usos y propósitos

Como ya se mencionó anteriormente, el caballo Oldenburgues es muy bueno para los deportes, destacando en el salto, doma y equitación general. Aunque, su construcción resistente lo hace un excelente equino para cazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *