Requisitos para tener un caballo

Si entraste en esta publicación suceden dos cosas: quieres tener un caballo o tienes uno y deseas más información.

Adoptar o adquirir un caballo es una gran responsabilidad. Debemos asegurarnos de que esté bien alimentado, en excelentes condiciones de salud, galopee en terreno abierto y tenga todos sus documentos al día.

No es simplemente montar y desentenderse del animal el resto del día, e incluso, semanas.

Buenos caballos son la imagen de buenos cuidadores y propietarios. La siguiente publicación va dirigida a ese tipo de personas que se preocupan por el bienestar de su equino.

Te diremos cuáles son los requisitos para tener un caballo. Sigue leyendo; la información de web sobre requisitos te será de muchísima ayuda.

Requisitos para tener un caballo

¿Cuándo un caballo está legal? ¿Cuánto terreno necesito en casa para tener un caballo? ¿Qué comen los caballos? ¿Debo invertir mucho dinero? Esas preguntas serán contestadas a continuación.

Legislación

Los caballos deben estar debidamente identificados con un ‘Documento de Identificación Equina’ o pasaporte para caballos.

Requisitos para tener un caballo

Si estás adquiriendo por primera vez el equino, llama al veterinario para inyectarle el microchip en su cuerpo y asignarle un número único al caballo. Esta identificación la tendrá toda la vida salvo que te ‘deshagas’ de él o cambie de propietario.

Una vez lo tengas registrado, es momento de sacar el certificado en la Oficina Comarcal Agraria para el código REGA (registro ganadero); documento que certifica la tenencia del equino.

También te permitirá transportar el animal sin  que te detengan o pregunten por las condiciones del caballo.

Cada Comunidad Autónoma es diferente. Unas pondrán más trabas que las otras. Lo mejor que puedes hacer es acercarte a las oficinas agrarias de tu localidad y hacer las investigaciones pertinentes.

Finalmente, necesitarás sacar un certificado en el ayuntamiento –si vas a mantener el caballo en casa– para explicar el manejo de los desechos y dónde lo tendrás recluido.

Espacio

¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas sobre caballos? Yo imagino un terreno extenso, praderas elevadas, pasto verde y el equino galopando.

Seguro que tú también. Es lógico. Son animales que necesitan terreno para andar, comer y realizar actividades físicas.

Algunos lo recluyen en un box. Llamado habitualmente ‘casa para caballos’, es una infraestructura para mantener recluido a los equinos. Aquí pasan la mayor parte del tiempo comiendo y descansando.

Y aunque es una opción, no es la mejor. El encierro los hará propensos a enfermedades de origen claustrofóbico. Como estrés y ansiedad.

Si no cuentas con el terreno necesario, lo mejor es que estén en un centro hípico o canódromo.

Pero, ¿cuánto es terreno necesario? Según la legislación, entre 2.000 y 2.500 m².

Inversión

Otro requisito para tener un caballo es el capital financiero con el que dispones. ¿Piensas que comprar o adoptar al equino y montarlo es suficiente?

Evidentemente no.

Este animal necesita alimentarse; deberás comprar alimentos según la dieta de los caballos. También hay que mantenerlos limpios y eso requiere productos de cuidado animal y equipamiento como peines, tijeras, etc.

Tampoco podemos olvidar los gastos al veterinario. Las visitas son normalmente mensuales o trimestrales. Además del pago al profesional, también hay que comprar vacunas, medicamentos, herraje, etc.

Y, finalmente al menos por ahora porque podríamos hablar extensamente de esto, necesita equipo para montar. No puedes galopar sin el equipamiento correcto. Esto es imprescindible tanto para tu seguridad, como para la del equino.

Alimentación

Los caballos son herbívoros. La mayor parte de su tiempo lo pasarán comiendo.

¿Y qué comen? Hierbas, heno, paja, forraje, frutas, verduras y algunos cereales.

Consejos para tener un caballo

Siendo más específico, crea una dieta a base de: manzanas –son sus favoritas–, lechugas y remolachas. Necesitan fibra, y en altas dosis.

¿Qué comen los caballos?

Si eres amante de los caballos seguramente querrás saber qué comen nuestros queridos animales de gran contextura y fuerza física. La respuesta es sencilla. Los caballos comen pasto y heno, que son sus alimentos básicos. Pero también consumen varios tipos de alimentos como concentrados, frutas verduras y granos para mantener una dieta balanceada que los mantenga saludables y le den energía.

Los caballos tienen necesidades dietéticas muy particulares, ya que son herbívoros y tienen un tracto digestivo muy diferente al de los humanos. Su largo sistema digestivo requiere alimentos altos en fibras que se consuma en pequeñas cantidades durante un largo periodo de tiempo. Y la verdad es que los caballos pasan la mayor parte de su tiempo comiendo. ¡Es su actividad favorita!

Aquí hay un resumen de los alimentos que debería comer los caballos y algunas cosas que definitivamente no deberían darle.

¿Qué comen los caballos?

El desayuno, almuerzo y cena favorita de los caballos es una buena hierba. Es prácticamente su actividad favorita y lo realizan siempre que pueden. Pero también les encanta consumir otro tipo de alimentos entre los que se encuentran:

Heno

Para evitar problemas de salud, los caballos se deben alimentar con heno de calidad, sin moho ni polvo. La alimentación de heno mohoso y sucio solo complicaría la salud del caballo y provocaría problemas de indigestión y dificultades respiratorias. Existen varios tipos de heno, incluyendo alfalfa, bermudas, avena y de hierba. El heno generalmente se puede obtener en fardos y cubos. El alfalfa, en particular, es muy rico en proteínas.

Granos

La avena es un grano tradicional con los que se alimentan los caballos. Sin embargo, también pueden ser alimentados con pequeñas cantidades de otros granos como el maíz. Algunos granos, como el trigo, no son buenos ni recomendables para los caballos. Los granos que se cultivan, cosechan y procesan como lo hacemos ahora, no son alimentos naturales para caballos. Así que tenga cuidado de no dar una cantidad excesiva de granos a su caballo para que no desarrollen cólicos.

Concentrados

Los concentrados suelen ser una mezcla de cosas como granos, semillas de lino, pulpa de remolacha y maleza, con la finalidad de obtener el mejor sabor, energía, vitaminas y minerales posibles. Los concentrados, como el grano, ayudan a compensar cualquier déficit en nutrición y proporcionan una fuente rápida de energía. Las yeguas, potros, yeguas lactantes y caballos de alto rendimiento se benefician de esta alimentación.

Una dieta de caballos no tiene por qué ser únicamente pasto y heno. Los concentrados son otro ingrediente vital de la comida de un caballo. Estos están destinados principalmente a complementar el forraje o el heno al proporcionar una buena nutrición.

Agua

Los caballos requieren tomar hasta 12 galones de agua, lo equivalente a 38-45 litros diariamente. Siempre debe haber suficiente agua limpia y fresca disponible para que la beban y se mantengan hidratados.

Frutas y verduras

Al igual que los humanos, a los caballos les gusta consumir buenas frutas y verduras. Pueden ser alimentados con algunas frutas como la manzana, peras, naranjas, piñas, plátano o sandía, son ricas opciones. Y verduras como las zanahorias y remolachas, son su preferida

Caballos comiendo

Golosinas

Muchos dueños de caballos realmente aman darles a sus animales las golosinas de vez en cuanto hechas a base de manzanas, zanahorias, avenas, y maleza. Estos son excelentes cuando se trata de alentar a los caballos que son comedores exigentes. También puede ganarse su confianza, afecto del caballo y fomentar el buen comportamiento.

¿Cuántas veces comen los caballos?

Alimentar a un caballo solo dos veces al día puede causarle muchísimo sufrimiento. Los caballos pastan lentamente y con frecuencia durante aproximadamente 18 horas al día. Esto significa que un caballo debe ser alimentado todo el día si es posible. No tienes que alimentar a un caballo a una hora específica, mientras le des los alimentos correctos, todo estará bien.

¿Qué no comen los caballos?

Algunos alimentos y plantas en realidad no son seguros para los caballos, ya que pueden ser tóxicos para ellos. Entre los que se incluyen:

  • Lino azul silveste
  • Lirio de los valles
  • Saúco
  • Dedalera
  • Cicuta
  • Algodoncillo
  • Adelfa

También existen algunas frutas y verduras que no son seguras. Verduras como el pimentón, los tomates y las papas pueden enfermar gravemente al caballo. Contienen pequeñas cantidades de solanina, que se considera venenosa para los caballos. Las frutas como el aguacate también son venenosos para nuestros grandes amigos.